martes, 10 de enero de 2017



CONSEJOS VENDO QUE PARA MI NO TENGO



Lejos de aconsejar (a mi edad tengo claro que no debo hacerlo ya que cada persona es un universo de existencialidad),  si puedo decir que en lo simple siempre encuentro la felicidad y en lo complejo me pierdo.

Dada la increíble levedad del ser, ¿por que he de pasarme la vida intentando ser o parecer aquello que jamas seré?, (sobre todo sabiendo que de conseguirlo tal vez no pasaría de ser una vulgar copia……..).

Uno de los graves problemas de existir, puede que sea el no saber para que ni por que se existe, creo que miramos  muy hacia el exterior en vez de mirar para adentro, sobre todo teniendo en cuenta que la ecuación se resuelve cuando me intento comprender a mi mismo y no al mundo que me rodea.

Intuyo que ahí esta el problema de la infelicidad humana: demostrar, parecer, impresionar, hacer sentir, hacer percibir, agradar, seducir, no hace falta que siga ¿verdad?, en esa idiotez se nos va la vida, que fácil seria escuchar a nuestros sentidos para hacer y ser lo que de verdad queremos; sin pensar en lo que pensaran  los demás de nosotros, (siendo empáticos por supuesto, no haciendo daño a nadie).

Si alguien piensa que escribo así por que estoy bajo de moral que se cambie el chip, no es cierto es justo lo contrario, escribo así para transmitir lo bien que me siento desde que empece a quitarme lastre inútil, inservible: cosas y pensamientos banales, personas negativas come energía, actitudes quejicosas por mi parte, también el comprender que hay que ser amable con todo el mundo, pues ¿como culpar al que vive la vida de otro y no la suya?, no todos tienen la suerte de encontrarse así mismos, comprenderse y así aliviar sus cargas…….

La gente agresiva es como un alma en pena, sufren mucho, están perdidos en el purgatorio de la vida, son dignos de lastima, lastiman por que no encuentran otra forma de alivio, y eso tiene que ser duro, imaginad que tortura.

Sobre todo teniendo en cuenta que la ley del Karma es simplemente: la ley de causa y efecto. Todo efecto tiene su causa, y cada causa su efecto.

Mi mejor karma, de momento, es saber que me gusta de verdad, que me sobra, para que no me desgaste en su arrastre, y entender la insoportable levedad del ser, para tener claro que mañana me puedo ir y que lo haré de la misma forma que vine: sin nada pero convencido de haber vivido como YO quería.


PD: Muchos dirán, ¿y que tiene esto que ver con la peluqueria o el estilismo?;  todo tiene que ver con la imagen personal y la autoestima, si eres profesional lo entenderás enseguida.

2 comentarios: